Arquidiocesis Ofrese Líneas de Vida a Neoyorquinos Inmigrante Enredado en la Crisis Fronteriza

Posted
Caridades Católicas arquidiocesanas tiene protocolos preparado para responder a la crisis en la frontera de los Estados Unidos y Mexico creado a partir de la oleada en adultos, niños y familias huyendo Centroamérica, y para aquellos que enfrentan amenazas de deportación. La Iglesia Católica y Caridades Católicas de Arqudiocesis de Nueva York estan “en el centro siendo un lugar acogedor” en los Estados Unidos, y han sido para mas de un siglo, dijo Msgr. Kevin Sullivan, director ejecutivo de Caridades Católicas arquidiocesanas. “Ahora continuamos ese papel,” Msgr. Sullivan dijo. Él estaba hablando a través de una sesión informative telefónica que su oficina tuvo el 28 de junio con colegas en la arquidiócesis que brindan servicios de divulgación a inmigrantes y refugiados a través de oficinas y entidades, incluyendo la Oficina de Ministerio Hispano. Catholic New York tambien participó en la conferencia telefonica de 30 minutos. Msgr. Sullivan explicó al principio que él le pregunto a Mario Russell, director de Servicios Inmigrantes y Refugiados por Caridades Católicas, y el personal de Russell, “para activar una vez más algunos de los protocolos que tenemos implementados para que al menos podamos dar un respiro, alguna asistencia de emergencia, si alguna de nuestra Caridades Católicas, nuestras parroquias, nuestras escuelas, agencias y ministerios se encuentran en una situación de emergencia que puede estar ahi”. Muchos necesitan ayuda, y Msgr. Sullivan citó niños en servicios preventivos y orfanatos de Caridades Católicas, los que vienen a las despensas de alimentos, familias aprendiendo ingles, y familias que necesitan asesoramiento y programas para después de la escuela. “Están repletas de inmigrantes,” agregó, observando que sus necesidades se extienden más allá de los servicios legales, “Aunque en este momento son de importancia crítica., y, de alguna manera, hasta la vanguardia de lo que muchas familias necesitan”. Msgr. Sullivan agradeció a los que estan en la línea por el trabajo que estan haciendo, “entendiendo la volatilidad de lo que esta pasando”. Russell, también en la sesión informativa, dijo, “Estos son tiempos increíblemente desafiantes para inmigrantes…Los arrestos y deportaciones han aumentado…Los jueces y los administradores tienen instrucciones de limitar alivio de la gente en la corte, asilo, las amenazas realmente en la frontera y el interior continúan, y como sabemos…mas recientemente, niños y familias separadas, y eso es solo durante este último año”. Luego en una llamada telefonica por CNY, Russell dijo que la necesidad de servicios legales se encuentra entre las consultas más inminentes a la línea directa del New York State New Americans. Un projecto arquidiocesano de Catholic Charities Community Services y el New York State Office for New Americans, la línea directa proporciona informacion general y referencias sobre cuestiones relacionadas con la inmigración y otros servicios sociales disponible para los inmigrantes. Las llamadas vienen de gente buscando asilo, y gente buscando asistencia inmigrante para sus familias, o de gente que no tienen estatus legal pero estan buscando un abogado para que le ayude a regularizar su estatus. Caridades está movilizando sus propios recursos, Russell dijo, “para evaluar la mejor manera de acceder” esas familias e individuos y “tener una idea del alcance de las necesidades”. Se está movilizando para asociarse con bufetes de abogados “para trabajar con nosotros mientras los entrenamos y supervisamos en los centros de detención,” esencialmente cárceles, donde las personas que han sido arrestadas en el área de Nueva York o que hayan sido trasladados desde la frontera están siendo colocados, “y proporcionar el tipo de apoyo que es necesario allí”. Habiendo conocido a un número que ha sido detenido, Russell los describió, colectivamente, como confundidos, desorientados deprimidos, increíblemente asustados e increíblemente ansiosos, ya sea porque han dejado a alguien atrás en la frontera o porque no tienen idea de dónde están. Podrían haber sido llevados al aeropuerto de Newark en medio de la noche desde El Paso y se dirigían a Seattle. No hay lógica por qué terminan en Nueva York. “Es sólo la ansiedad en todos los ámbitos, confusión, dislocación en el verdadero sentido de la palabra, y también un sentido de gratitud y resignación al menos estar en manos de alguien en la medida en que eso va a ayudar”.

Comments

No comments on this story | Please log in to comment by clicking here
Please log in or register to add your comment