Cientos Honran a Nuestra Señora de Guadalupe en Procesión

Posted

A medida que caminaban por la calle 50, pasando al lado del árbol de navidad del Rockefeller Center, los participantes en la procesión de la arquidiócesis de Nuestra Señora de Guadalupe cantaban himnos en honor a la Santísima Madre, San Juan Diego y Jesús.

El día de la fiesta, el miércoles 12 de diciembre, más de 500 caminantes llegaron a su destino, la Catedral de San Patricio, unos 15 minutos antes del comienzo de la misa de Nuestra Señora de Guadalupe, a la cual asistieron 1.800 personas.

La reverente procesión por las acenas comenzó alrededor de las 7:20 a.m. en la octava avenida en la calle 14, y continuó por la misma avenida en el frío de la mañana. Después, los caminantes giraron a la derecha en la calle 50, donde se convirtió en una procesión por el centro de la calle con escolta policial.

“Esta fue una experiencia hermosa, algo inolvidable”, dijo uno de los caminantes después de la misa, Marcos Guevara, de 15 años, a Catholic New York. “Esta fue mi segunda vez. También participé el año pasado”.

“María es la madre de todos nosotros. Ella es la madre de Dios, y por eso es muy importante para nuestra fe”.

Marcos, quien es de ascendencia mexicana, dijo que la parroquia de su familia es el santuario de Nuestra Señora de Guadalupe en San Bernardo en la calle 14 oeste, cerca de donde comenzó la procesión. Él dijo que apreciaba el mensaje de homilía de la misa del celebrante principal, obispo auxiliar Juan Armando Pérez Talamantes de la arquidiócesis de Monterrey, México. El obispo se dirigió a los jóvenes en las bancas de la iglesia.

“Fue un muy buen mensaje acerca de por qué los jóvenes deben orar a Dios y a María”, señaló Marcos, recordando las observaciones del obispo acerca de la importancia de que los adolescentes tomen buenas decisiones sobre sus vidas basadas en la fe de su familia, y eviten decisiones personales que contrarresten las enseñanzas de la fe, las cuales conllevan a graves problemas.

Marcos dijo que tiene un tío que es devoto católico, y que puede ver fácilmente como su tío confía en su fe para hacer frente a los desafíos personales. Dijo que ha notado como los compañeros con poca o ninguna fe luchan más para superar los desafíos.

Lourdes González, nacida en México, también caminó en la procesión y asistió a la misa. Estaba con su esposo, su pequeña hija y una sobrina. “Nuestra fe significa mucho para nosotros; siempre oramos a Nuestra Señora de Guadalupe, y confiamos en el Señor”, ella dijo. Ella y su familia son feligreses de la parroquia de San Patricio en Newburgh.

Ernesto Mondragón, uno de los organizadores de la procesión, dijo que estaba muy satisfecho con la marcha de la mañana. “Fue un placer para mí. Estoy muy contento de como resultó”, dijo Mondragón. “Fuimos despacio porque teníamos niños en la procesión y madres con bebés en coche, y teníamos algunos adultos mayores. Hacía frío, pero todo salió bien”.

La procesión es conocida como Antorcha Guadalupana. Ya Cerca de la catedral, la procesión encabezada por una antorcha incluyó la canción llena de fe llamada “La Guadalupana”. Varios organizadores con megáfonos instaron a la gente a gritar, entre otros frases, “¡Viva la Virgen de Guadalupe!”, “¡Viva Cristo Rey!”, “¡Viva la Iglesia Católica!” y “¡Viva el papa Francisco!”.

Comments

No comments on this story | Please log in to comment by clicking here
Please log in or register to add your comment