El Cuidado de Madre Cabrini Hacia Los Inmigrantes Mencionado Como Modelo

Posted

El 13 de julio en el santuario de Santa Francisca Cabrini en la sección de Washington Heights de Manhattan fue un día para dos misas en dos idiomas con un mismo mensaje: la Iglesia en Nueva York confirmó su compromiso con los derechos de los inmigrantes y exigió un tratamiento “justo y equitativo” hacia los mismos durante un fin de semana de arrestos federales de inmigrantes indocumentados en Nueva York y otras ciudades de los Estados Unidos.

“Con las dificultades, las tensiones y los desafíos que enfrentamos, este sería un buen momento para agradecer a Dios por su ejemplo (el de Madre Cabrini) y para buscar su intercesión por la justicia y la caridad”, dijo el cardenal Dolan, celebrante principal, en su homilía durante una misa al mediodía celebrando el 169 aniversario del nacimiento de Madre Cabrini el 15 de julio de 1850. Madre Cabrini es la patrona de los inmigrantes.

“Madre Cabrini tomó literalmente la Santa Palabra de Dios... Se dio cuenta plenamente de que Abraham era un inmigrante, de que Abraham era un refugiado”, dijo el cardenal. “La Madre también tomó a pecho el gran mandamiento de Jesús, el amor a Dios y el amor al prójimo, y la parábola del Buen Samaritano... Mantenemos vivo el espíritu de Madre Cabrini”.

“Feliz 169 aniversario, Madre Cabrini, que aunque parezca mucho tiempo, para esta ciudad y en esta arquidiócesis, usted siempre estará joven”.

El cardenal recalcó la incansable devoción de Madre Cabrini hacia las muchas personas que venían a Nueva York desde Italia, su tierra natal. “Hoy, ella estaría ahí en primera línea (para todos los inmigrantes); “Su trabajo aún continúa a través de las Hermanas Misioneras del Sagrado Corazón de Jesús”, él dijo.

El cardenal también reiteró su grave preocupación por las redadas federales de inmigración en una breve conferencia de prensa después de la misa, y en un momento expresando un visible enojo y tristeza.

“Las personas que intentan obedecer la ley y que tratan de poner en orden sus documentos, están tan asustadas y tan confundidas que no saben qué hacer, y esto no es lo correcto, esto no está bien”, dijo el cardenal a los periodistas, citando las leyes y políticas de inmigración fluctuantes.

“Todos sabemos que cientos de miles de inmigrantes están viviendo un momento de terror, angustia y miedo”, dijo el padre Ambiorix Rodríguez, párroco de la parroquia de Santa Elizabeth en Washington Heights, en su homilía durante una misa a las 2 de la tarde en español que el celebró. Esa misa también honró a Madre Cabrini.

“Es por eso que hoy estamos en solidaridad, en acción y en oración, por cada una de estas personas... Y pedimos que cese la represión, la represión de nuestros hermanos y hermanas indocumentados. Toda persona tiene dignidad, una dignidad que es inviolable y dada por Dios”.

Después de la misa en español, el padre Rodríguez participó en la Procesión de Vecindad por los Derechos de los Inmigrantes, cuya ruta incluyó Cabrini Boulevard. El padre Rodríguez fue un concelebrante en la misa anterior.

El cardenal Dolan, durante la conferencia de prensa, dijo a los reporteros: “Nuestros hermanos y hermanas (los inmigrantes) están asustados, realmente asustados”. El anotó que un párroco de la arquidiócesis le dijo la semana pasada que sus feligreses estaban preocupados de salir de sus casas incluso para ir a misa debido a las redadas federales previstas.

“Así es como están de asustados algunos de estas personas”, dijo el cardenal. “Y solo espero que esta misa y la presencia de la Iglesia, y la certeza y seguridad que les estoy dando ahora, les permitan saber que no están solos. Jesús está con ellos y la Iglesia también... Estamos incrementando nuestros esfuerzos”.

Junto al cardenal estuvo monseñor Kevin Sullivan, director ejecutivo de Caridades Católicas arquidiocesanas, quien fue uno de los concelebrantes de la misa con el obispo auxiliar Gerald Walsh.

“Sabemos que muchos de nuestros vecinos están asustados y que se sienten amenazados”, dijo monseñor Sullivan a los periodistas. “Así que tenemos a nuestros asesores, nuestros abogados, quienes están disponibles todo el fin de semana a través de la Línea Telefónica Directa para Nuevos Americanos del Estado de Nueva York y la Línea Telefónica Directa Acción de la Ciudad de Nueva York, para que la gente pueda llamar y obtenga información correcta, precisa y rápida acerca de cómo responder a cualquier amenaza que puedan temer... Creemos en la importancia del cumplimiento de la ley, pero no creemos en el abuso de la ley.

“Así que queremos que las personas ejerzan sus derechos... Las personas no tienen que responder a menos que (los agentes) tengan los documentos correspondientes”, explicó monseñor Sullivan. Personas adicionales fueron contratadas para atender ambas líneas directas el fin de semana pasado, agregó monseñor.

La hermana Catherine Garry, M.S.C., del convento del Bajo Manhattan parte de las Hermanas Misioneras del Sagrado Corazón de Jesús, orden fundada por la Madre Cabrini, habló casi al final de la misa en inglés. La hermana expresó su gratitud a todos los que apoyan la misión de su congregación en la defensa de los inmigrantes.

La hermana Yolanda Flores, M.S.C, perteneciente al mismo convento, habló al final de la misa en español y agradeció a todos los que trabajan para asegurar que los inmigrantes conozcan sus derechos y puedan contar con la ayuda de la Iglesia.

En entrevistas a Catholic New York después de la misa en español, varios asistentes hablaron de lo agradecidos que estaban por las celebraciones de la misa y la procesión, y por la defensa de la Iglesia de los inmigrantes a través de Caridades Católicas, Servicios para Inmigrantes Cabrini, y otras organizaciones de la Iglesia.

Entre ellos se encontraba María Caguana, de 35 años, feligresa de la parroquia de la Inmaculada Concepción en Astoria, Queens. Caguana es ecuatoriana y está en proceso de obtener el estado legal de residente permanente de los Estados Unidos.

“Fue hermoso”, dijo Caguana a CNY acerca de la misa en español y la homilía. “Estoy aquí para orar, para rezar por mi familia, para pedirle a nuestro Señor y a nuestra Madre”.

Manuel Dutan, feligrés de la parroquia de Nuestra Señora de Lourdes en Queens, y Ruth Ovalle, feligresa de la parroquia de San Juan-Visitación en el Bronx, dijeron que son inmigrantes que tienen un estatus documentado en los Estados Unidos. Dutan es originario de Ecuador y la Sra. Ovalle es de la República Dominicana. En entrevistas separadas, los mismos dijeron haber asistido a la misa de Cabrini como una fuerte muestra de apoyo a los inmigrantes que buscan ese estatus.

“Estoy aquí para la misa, para la Madre Cabrini y la procesión en este hermoso día”, dijo la Sra. Ovalle. “Estoy aquí para demostrar mi apoyo a todos los inmigrantes y para rezar para que el Señor les abra las puertas”.

Línea Telefónica Directa para Nuevos Americanos del Estado de Nueva York: 1 (800) 566-7636, y Línea Telefónica Directa Acción de la Ciudad de Nueva York, 1 (800) 354-0365.

Comments

No comments on this story | Please log in to comment by clicking here
Please log in or register to add your comment