Católico de Nueva York

El Programa ‘One to One’ Ayuda a Los Inmigrantes con El Idioma y Más

Posted

Han pasado 21 años de voluntarios dedicados enseñando a los nuevos inmigrantes el idioma inglés y ayudando a mantener el don de la fe bajo un programa llamado One to One Learning. Dicho programa es un ministerio patrocinado por las Hermanas Dominicas de Sparkill el cual se lleva a cabo en el Centro de Fe y Vida Marydell, en Nyack.
El programa One to One Learning ofrece clases de inglés, también conocidas como clases ESL, y servicios de apoyo para inmigrantes, la mayoría de los cuales son latinos que han dejado su tierra natal para comenzar una nueva vida en los Estados Unidos, específicamente en el condado de Rockland. Los servicios de apoyo incluyen instrucción en computadoras, clases de ciudadanía, crianza de los hijos, y salud y nutrición. En los últimos años, el programa de ayuda ha incluido servicios adicionales como sesiones proactivas sobre los derechos de los inmigrantes, remisiones laborales, análisis de sangre y exámenes de detección de diabetes. Y las clases de preparación para el examen GED comenzaron hace aproximadamente 10 años, con un enfoque en lectura y escritura.
“Realmente necesitamos actualizarlos sobre las nuevas leyes de inmigración y sobre sus derechos”, dijo la hermana Cecilia La Pietra, O.P., fundadora y directora ejecutiva del programa One to One Learning, a CNY en una reciente entrevista telefónica. “Tenemos abogados de inmigración que vienen para ayudarlos con sus casos, y tenemos estudiantes dentro del programa DACA a quienes los abogados ayudan con sus procesos”.
La monja, hija de padres inmigrantes de Italia, también señaló: “Tenemos canastas de alimentos para los días de Acción de Gracias y Navidad ...También ayudamos a los inmigrantes al conectarlos con los servicios sociales disponibles para ellos. Tenemos todas estas cosas para ayudarlos a adaptarse bien en nuestra sociedad”.
En 2011, la hermana Cecilia recibió la Medalla de Honor Ellis Island por su trabajo con inmigrantes. Ella dijo que los estudiantes de ESL son jóvenes, o personas de mediana edad y también hay adultos mayores; y que aquellos con niños pueden traerlos para que reciban ayuda con sus tareas de parte de los voluntarios. Ella dijo que muchos de los estudiantes de ESL se han convertido en miembros productivos de la sociedad de los Estados Unidos. Muchos han comenzado sus propios negocios, incluyendo varios restaurantes.
La monja también señaló que muchos inmigrantes que recibieron ayuda en años anteriores ​​ahora tienen hijos mayores que asisten a la universidad. “Sus hijos, ya crecidos, están saliendo adelante por sí mismos”, dijo la hermana Cecilia. “Sus padres estaban tan interesados ​​en aprender, que ellos crecieron yéndoles bien en la escuela y ahora son los primeros en sus familias en asistir a la universidad ...Y están involucrados en la Iglesia, porque son personas llenas de fe”.
Ella dijo que fue un acontecimiento bien recibido cuando la cercana iglesia de San Juan Bautista en Piermont empezó a ofrecer misa en español hace 20 años. “Es a la 1 p.m. todos los domingos”, dijo ella. La iglesia de San Juan fue la base de operaciones del programa One to One Learning antes de que este fuera trasladado al sitio de Nyack hace 11 años.
Las clases de ESL están disponibles en los niveles principiante, intermedio y avanzado. Los estudiantes son en su mayoría de Centro y Sur América, particularmente de Ecuador, Guatemala y El Salvador. “Cada septiembre, terminamos con 250 a 300 estudiantes; no tenemos clases en el verano”, dijo la hermana Cecilia. Este año escolar, las clases comenzaron el 10 de septiembre. Las clases de ESL que duran 90 minutos se ofrecen dos noches a la semana, los lunes y miércoles, comenzando a las 8 p.m.
Desde que el programa One to One Learning comenzó en 1997, ha tenido un número estimado de 5.800 inscripciones, con aproximadamente la mitad de los estudiantes regresando a tomar más clases. “Muchas personas no han visto con muy buenos ojos a los recién llegados”, dijo la hermana Cecilia antes de añadir rápidamente que de igual forma también hay muchas personas que los reciben más cálidamente, como los más de 55 voluntarios que ahora ayudan en el Centro de Fe y Vida Marydell, ubicado en el 640 North Midland Avenue en Nyack
“Siempre he dicho que nuestros voluntarios son el corazón del programa One to One Learning. Son realmente maravillosos y los estudiantes se sienten cómodos con ellos. Se sienten seguros y protegidos”.
Ira Lipson es uno de los maestros voluntarios de ESL. “Es extremadamente gratificante. Creo que todos los maestros se sienten de igual forma”, dijo Lipson. “Todos los años tenemos nuevos maestros, pues algunos no pueden continuar colaborando y más bien seguir su camino. Algunos son estudiantes de secundaria ...He enseñado ESL ahí durante siete años”, dijo Lipson.
Lipson, de West Nyack, es un recaudador de fondos jubilado de una entidad benéfica, que antes era trabajador social. “One to One Learning es un programa maravilloso”, dijo Lipson. “Cuando los estudiantes se inscriben, se vuelven parte de la familia One to One. Es un gran activo para la comunidad”.
Uno de los estudiantes de ESL es Marvin Vivar, de 33 años, cocinero de una delicatessen en el condado de Rockland quien es originario de El Salvador. Él y su esposa tienen una hija de 8 años.
Vivar está tomando clases de ESL avanzado y una clase de preparación para el examen de GED. “Me siento muy agradecido por el programa; ha ayudado a muchas personas a aprender inglés”, dijo Vivar. “La hermana Cecilia ha estado haciendo algo muy especial para todos nosotros. Ella siempre está buscando maneras de ayudar a la gente”.
Para mas informacion acerca del programa One to One Learning: (845) 512-8176.

Comments

No comments on this story | Please log in to comment by clicking here
Please log in or register to add your comment