Fieles de la República Dominicana Honran a María, Celebran Cultura

Posted

El obispo auxiliar Ramón Benito Angeles Fernández de la Arquidiócesis de Santo Domingo, República Dominicana, les dijo a los fieles en la Catedral de San Patricio que la Santísima Madre es una mujer “llena de ternura, llena de amor y con pureza de corazón”.

El obispo fue el principal celebrante y homilista durante la cuadragésima quinta misa anual de la catedral en honor a Nuestra Señora de la Altagracia. La liturgia en español celebrada el 14 de enero atrajo a 1.500 personas con muchas banderas de su querida tierra natal ondeando al final de la sagrada celebración.

El obispo Angeles, al comienzo de la misa, expresó su alegría de tener la oportunidad de celebrar la liturgia especial en honor a Nuestra Señora de la Altagracia, “en esta magnífica catedral”.

Nuestra Señora de la Altagracia es la protectora de la República Dominicana y su fiesta se celebra el 21 de enero.

“Es María quien es portadora de la gracia, en la liberación social y política, en la opresión y la división, en la violencia e incluso en la guerra”, dijo el obispo Angeles momentos después durante su homilía. “Nuestra Madre María llega a todos los corazones, todos los países, todos los idiomas y todas las culturas... Ella es patrona, protectora e intercesora: la Madre de Jesús. Como madre, María quiere la unidad entre todos sus hijos”.

El obispo reconoció afirmaciones similares hechas por el papa Francisco y San Juan Pablo II sobre la Madre de Dios. El también señaló los títulos de María en muchos países, incluyendo a Nuestra Señora de Fátima (Portugal); Nuestra Señora de Guadalupe (las Américas); Nuestra Señora de los Ángeles (Costa Rica); Santa María de Antigua (Panamá); y Nuestra Señora de Lourdes (Francia); así como Nuestra Señora de la Divina Providencia en Puerto Rico.

El obispo habló de la especial importancia de Nuestra Señora de la Altagracia en las vidas espirituales y la identidad cultural de la gente de la República Dominicana, aquellos en el Caribe y muchos de quienes ahora viven en Nueva York. Al obispo se unieron 12 concelebrantes, incluyendo al obispo auxiliar Josu Iriondo, ahora jubilado, y monseñor Robert Ritchie, rector de la catedral.

Altagracia Vargas, de 52 años, se encontraba entre los fieles en la misa. Ella es feligresa de Nuestra Señora Reina de los Mártires en Inwood, quien nació y creció en la República Dominicana. La Sra. Vargas dijo que sus padres tenían tanta devoción a Nuestra Señora de la Altagracia que le pusieron su nombre en honor a ese título Mariano.

“Esta es nuestra cultura y esta es nuestra fe”, dijo la Sra. Vargas, madre casada de dos hijos, dijo a CNY en una entrevista antes de la misa. “Esta misa representa a nuestro país, a la República Dominicana, y a nuestra fe católica. Soy una católica de por vida”.

Ella dijo que estaba encantada de que el obispo Angeles viajara desde la República Dominicana para celebrar la misa. “El está aquí para representarnos, para mostrar su apoyo”, dijo la Sra. Vargas.

Esteban Espinal, de 77 años, dijo a CNY que asistió a la liturgia especial para unirse a sus compatriotas a “celebrar a Nuestra Señora de Altagracia. Es una bendición de Dios y el obispo de Santo Domingo está celebrando aquí con nosotros, con mucho amor”. Espinal, nacido y criado en la República Dominicana, es feligrés de la parroquia de San Judas Tadeo, también en Inwood.

“Este es un día maravilloso, y tenemos una fe maravillosa: la Iglesia Católica”, agregó Espinal. “Nuestros padres y madres nos enseñaron la fe cuando éramos niños y agradecemos al Señor porque aún manifestamos ese amor que tenemos por nuestra fe católica”. Espinal estaba con su esposa, Eusevia. Ellos han estado casados ​​durante 55 años, y son padres de nueve hijos, abuelos de 22 y bisabuelos de tres.

Entre los dignatarios que asistieron a la misa se encontraba la primera dama de la República Dominicana, Candida Montilla de Medina, la esposa del presidente Danilo Medina. También hubo diplomáticos de la República Dominicana y el representante Adriano D. Espaillat, demócrata del distrito 13 de Nueva York, quien es dominicano-estadounidense.

La reunión contó con una imagen enmarcada de Nuestra Señora de la Altagracia, y cantantes de coro acompañados por suaves sonidos de congas y maracas.

Comments

No comments on this story | Please log in to comment by clicking here
Please log in or register to add your comment