Habilidades en el Idioma y una Manera de Ser Amable Servirán Bien a Nuevo Sacerdote Redentorista en Parroquia del Bronx

Posted

El padre Ako Walker, C.Ss.R. dice que la primera vez que él se dio cuenta que quería ser sacerdote fue a los 10 años de edad mientras asistía a una escuela primaria católica en su natal Trinidad.

“Y me convertí en acólito. A mí me atraía todo eso; todo lo relacionado con la misa”, dijo el padre Walker, quien fue ordenado para los misioneros redentoristas el 16 de febrero en Trinidad, a CNY poco después de regresar a Nueva York para comenzar su misión como vicario parroquial en la Inmaculada Concepción. La parroquia esta localizada en la sección de Melrose del Bronx.

“Quería ofrecerme al Reino de Dios. Ahora que miro hacia atrás pienso que siempre se trató del servicio: cómo poder servir al pueblo de Dios, cómo poder acercar a la gente a Cristo”, recordó el padre Walker, de 44 años, sobre sus años juveniles en Trinidad.

El 24 de febrero, el padre Walker celebró su primera misa en la parroquia de la Inmaculada Concepción; fue una liturgia especial a las 3 p.m. ofrecida en inglés y español. Fue la sexta misa desde su ordenación y el nuevo padre no desaprovecho tiempo celebrando cinco misas en Trinidad en dos iglesias y un colegio, además de dos liturgias con comunidades de fieles laicos.

El padre Walker fue ordenado en la iglesia de la Asunción en Maraval, Trinidad, por el obispo Gerard M. County, C.Ss.R., de Kingstown en la isla de San Vicente y las Granadinas,

Amigos y familiares asistieron a la ordenación del padre Walker como muestra de apoyo, a pesar de que la mayoría de ellos son de fe protestante.

El padre Walker sirvió como diácono en la Inmaculada Concepción desde septiembre pasado hasta que fue a Trinidad para su ordenación. Antes de eso, el padre pasó parte de sus años de seminarista sirviendo en la misma parroquia. El padre Walker se hizo parte de los redentoristas en 2011.

Nacido en Diego Martin, Trinidad, el padre Walker enseñó español durante 20 años en escuelas públicas de Trinidad. Creció el tercero de cuatro hijos. Tiene una licenciatura y una maestría en español. “Siempre me interesó la cultura hispana. Me encanta el idioma español”, señaló el nuevo sacerdote quien agregó que también habla algo de francés.

El padre Walker, como diácono, se desempeñó como homilista, asistente del Ritual de Iniciación Cristiana de Adultos (RCIA, por sus siglas en inglés) y maestro de clases de confirmación y educación religiosa. Él también ayudó con los velorios. Él padre es conocido en la comunidad parroquial por su alegre actitud.

El padre Francis Skelly, C.Ss.R., párroco de en la Inmaculada Concepción y quien fuera homilista en la misa bilingüe el 24 de febrero dijo que el padre Walker había recibido muchos buenos deseos de parte los feligreses en las semanas previas a su viaje a Trinidad para la ordenación.

“La gente de la comunidad lo conoce y es muy amable con él”, dijo el padre Skelly la semana pasada. “Es una persona muy extrovertida y tiene una personalidad muy agradable. Somos una parroquia muy ocupada y él es un duro y muy útil trabajador”.

El padre Skelly agrego que la parroquia tiene unos 600 hogares registrados. Hay cinco misas dominicales, tres en español y dos en inglés, las cuales atraen a más de 1.200 feligreses. La comunidad parroquial está compuesta principalmente por familias e individuos de Puerto Rico, República Dominicana, México y Ecuador. La parroquia fue establecida en 1853 para servir a los católicos alemanes. El edificio de la iglesia actual fue construido en 1887, un año después de que la parroquia fuera puesta bajo la supervisión de los misioneros redentoristas.

El padre Skelly, de 72 años, ha servido como párroco de la Inmaculada Concepción durante 11 años. Fue ordenado en 1972. El otro vicario parroquial es el padre Charles McDonald, C.Ss.R.

Mary Meade ha sido una feligresa de la Inmaculada Concepción por más de 30 años, siempre sirviendo como voluntaria activa.

“Estamos muy felices por él: tiene un gran sentido del humor y es muy humilde”, dijo Meade sobre el padre Walker. “Él siempre está dispuesto a escuchar. Lo conocí cuando era un seminarista aquí, y ahora va a ser un sacerdote con todos los derechos aquí en la Inmaculada. “Los redentoristas están en sintonía con los pobres, y también están en sintonía con las necesidades de la comunidad”.

Israel García, feligrés de la Inmaculada Concepción durante 25 años, dijo que él y su esposa, Iris, también están muy felices por el padre Walker. García es miembro de la Sociedad del Santo Nombre de la parroquia, y tanto él como su esposa han servido en tareas de voluntariado.

“Él es una bendición para la parroquia; es una bendición para la comunidad”, dijo García en español sobre el diácono de la parroquia convertido ahora en sacerdote. “Habla perfectamente inglés y español. Esa es una bendición para esta comunidad. Él siempre se hace disponible para la gente; es amable y acogedor”.

Comments

No comments on this story | Please log in to comment by clicking here
Please log in or register to add your comment