First Place Award for General Excellence, Catholic Press Association, 2013-2016

Obispos Se Reúnen Para Celebrar Amistad ‘Alta-Baja’
Por AIDA BUSTOS

Tres arzobispos y nueve obispos representando por lo menos 13 millones de católicos desde Sacramento, California hasta la ciudad costera mexicana de Ensenada han resucitado su amistad “Alta-Baja”, abriendo camino a posiblemente trabajar juntos en el futuro.

Los arzobispos José H. Gómez de Los Ángeles y Francisco Moreno Barrón de Tijuana, México, habían trabajado con sus respectivas organizaciones episcopales durante más de un año para coordinar una reunión entre ambos lados.

Sus esfuerzos culminaron en el reciente “Encuentro de los obispos de Alta y Baja California” en la Diócesis de San Diego.

La Conferencia de Obispos Católicos de California organizó los participantes del norte de la frontera, que incluyen el arzobispo Salvatore J. Cordileone de San Francisco y siete obispos.

El presidente de la conferencia, el obispo Jaime Soto de Sacramento, dirigió la reunión el 30 octubre y su vicepresidente, el obispo Robert W. McElroy de San Diego, fue el anfitrión del evento que terminó con una cena.

La Arquidiócesis de Tijuana coordinó la participación de su arzobispo emérito y de los obispos de Ensenada y Mexicali.

El propósito de la reunión de seis horas: que los líderes de un lado de la frontera conocieran a sus compañeros del otro lado y ver hasta dónde los llevaba su conversación. Los obispos hablaron cándidamente, frecuentemente alguno elaborando sobre un punto planteado por uno de sus colegas.

Ellos compartieron lo que está pasando en sus diócesis individuales respecto a asuntos de interés común, tales como la inmigración, el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (conocido como NAFTA), y “Laudato Si’”, el llamado del papa Francisco a proteger el medioambiente.

Respecto a la inmigración, los obispos de California describieron cómo las órdenes ejecutivas de la administración Trump relacionadas con la inmigración han sembrado miedo en sus diócesis mientras las deportaciones aumentan.

Por su parte, los obispos de Baja California dijeron que los migrantes deportados enfrentan condiciones sombrías en sus comunidades, las cuales carecen de recursos para ayudarles.

Al final los obispos se comprometieron a reunirse el próximo octubre, esta vez en Baja California, para explorar maneras de trabajar juntos y fomentar ayuda entre sus ministerios.

“Esta fue la resurrección de Alta-Baja”, dijo el arzobispo Gómez, refiriéndose al nombre del grupo de obispos de ambos lados de la frontera California-México que se había reunido regularmente hasta principios de la década del 2000.

Alta y Baja California eran un mismo territorio. En el siglo 19 la enorme zona fue gobernada primero por España y después por México. Alta California se hizo parte de Estados Unidos con el Tratado de Hidalgo de 1848, que terminó la Guerra Mexicoamericana.—CNS

Comments

No comments on this story | Please log in to comment by clicking here
Please log in or register to add your comment

BROWSE OUR GALLERY