Sospechoso Arrestado en el Asesinato de un Jesuita

Posted

La Policía Nacional Peruana arrestó a un sospechoso vinculado con la muerte del padre jesuita Carlos Riudavets.

Osman Pitug Wajush fue arrestado bajo por lo menos dos órdenes de arresto, según información publicada el 4 de septiembre en el sitio web The Jesuit Post.

Noticias de la captura se publicaron casi un mes después del descubrimiento del cuerpo del padre Riudavets el 10 de agosto en la residencia jesuita en la propiedad de la escuela Valentín Salegui, que es parte de la red escolar Fe y Alegría de los jesuitas.

La policía dijo que Pitug era un sospechoso primario porque su hermana era empleada de la escuela, lo cual le permitía acceso a información sobre las actividades de los jesuitas y otro personal escolar.

Sin embargo, la publicación decía que algunos jesuitas han expresado duda de que Pitug estuvo involucrado en la muerte del sacerdote.

La policía continúa investigando el asesinato.

Después del asesinato, la provincia peruana de la Sociedad de Jesús inicio medidas para proteger a otros jesuitas que también habían sido amenazados antes del asesinato del padre Riudavets.

La publicación decía que la comunidad jesuita “estaba efectivamente cerrada” y que la administración de la escuela fue confiada a la red de 68 escuelas Fe y Alegría.

Dos jesuitas en formación que vivían en la comunidad fueron asignados a otro lugar; uno regresó a su provincia en África y el otro se mudó a otra parte de Perú, decía la publicación.

El padre jesuita Juan Carlos Morante, líder provincial de la orden en Perú “visitará la escuela regularmente para ayudar con la supervisión”.

El futuro de la escuela y la presencia de los jesuitas se está examinando con el obispo local y los administradores en la red escolar, escribió padre Morante.

Padre Riudavets, originario de San Luca de Guadiana, España, había trabajado en la región amazónica de Perú desde 1980, sirviendo como maestro y luego como director de la escuela. Aunque se había jubilado, el continuó viviendo y ayudando allí.

La escuela matricula a unos 270 estudiantes indígenas awajún y wampis de aldeas ubicadas a lo largo de cinco ríos en la región amazónica de Perú. No había estudiantes en la escuela al momento del asesinato porque estaba cerrada por vacaciones de medio año.—CNS

Comments

No comments on this story | Please log in to comment by clicking here
Please log in or register to add your comment