Temporada de Cuaresma Comienza con el Miércoles de Ceniza

Posted

Lo siguiente fue extraído de una carta enviada a los sacerdotes y parroquias de la arquidiócesis por parte del Padre Joseph P. LaMorte, Vicario general y canciller.

 

Como saben, el Miércoles de Ceniza es un día que ofrece una valiosa oportunidad para establecer un tono para toda la temporada; así como para llegar a las personas, algunas de las cuales no vemos con regularidad en nuestras iglesias. Conscientes del considerable interés de los fieles en recibir las cenizas, se debe hacer todo lo posible a través de la lectura de las Escrituras y la ofrenda de oraciones para catequizarlos sobre el carácter penitencial de la Cuaresma y el valor de sus prácticas de Cuaresma. A continuación se ofrecen varios recordatorios:

 

La Cuaresma, el ayuno y la abstinencia: durante la temporada de Cuaresma, la Iglesia exhorta a los fieles a reflejar un espíritu de penitencia en sus vidas diarias mediante la realización de actos de ayuno y abstinencia.

La Cuaresma comienza con el Miércoles de Ceniza, el 6 de marzo, y termina el Jueves Santo, 18 de abril.

Miércoles de Ceniza y Viernes Santo son días de ayuno y abstinencia. Este es un asunto serio dentro de la ley de la Iglesia.

Ayunar significa que solo se puede tomar una comida completa al día. Se pueden comer dos comidas más pequeñas para mantener la fuerza física, pero juntas no deben ser iguales a otra comida completa en términos de cantidad. No se permite merendar entre comidas. Los católicos de 18 a 59 años están obligados a ayunar el Miércoles de Ceniza y el Viernes Santo. Se anima a aquellos que no están específicamente obligados a ayunar a unirse a la disciplina del ayuno en la medida de lo posible.

La abstinencia prohíbe comer carne o pollo. Quienes hayan cumplido 14 años de edad están obligados a abstenerse el Miércoles de Ceniza y todos los viernes durante la Cuaresma, y que continúen cumpliendo con este requisito durante toda su vida. Aquellos que no están específicamente obligados a abstenerse de comer carne son alentados a unirse a la disciplina de abstenerse, en la medida de lo posible.

Recuerde que todos los viernes del año son designados como días de penitencia durante los cuales se nos anima a practicar la abnegación por gratitud por el sufrimiento y la muerte que Jesús aceptó por nosotros.

El tiempo para cumplir con su deber de Pascua se extiende desde el primer domingo de Cuaresma (10 de marzo) hasta el domingo de la Santísima Trinidad (16 de junio).

 

La distribución de cenizas:
La imposición de la ceniza solo debe realizarse en una iglesia o capilla, y preferiblemente durante la misa. Aulas, gimnasios y espacios similares no deben utilizarse cuando se dispone de un entorno sagrado cercano.

 

Momento de la Vigilia Pascual: El tiempo de Cuaresma culmina con la celebración del Triduo de la Última Cena del Señor, la Pasión, la Muerte y la Resurrección. La Vigilia de Pascua de la Resurrección del Señor, la cual se celebra el Sábado Santo por la noche, no debe programarse antes del anochecer (Sacramental, Vigilia de Pascua, No. 3, es decir, por lo menos media hora después de la puesta del sol).

Toda parroquia debe dar buen ejemplo para la penitencia de la Cuaresma al abstenerse de otros eventos y celebraciones.

Se recomiendan horas extendidas para la confesión de los feligreses, así como devociones tales como las estaciones de La Cruz.

Recuerden el día de Reconciliación el cual se llevara a cabo el lunes 15 de abril en cooperación con las diócesis de Brooklyn y Rockville Center, con confesiones disponibles de 3 a 9 p.m.

No se olviden de la misa crismal, el martes 16 de abril a las 4 p.m. en la catedral.

Comments

No comments on this story | Please log in to comment by clicking here
Please log in or register to add your comment