Las Misiones del Centro Carismático Próximas a Llegar a una Parroquia Cercana a Usted

Posted

En el Centro Carismático Católico Hispano en el Bronx, los misioneros laicos que forman equipos de renovación han estado yendo a las comunidades parroquiales para ayudar a promover la Buena Nueva a través de retiros espirituales.

Las misiones parroquiales comenzaron en octubre del año pasado en respuesta a las restricciones por la pandemia. Con las regulaciones de aglomeración y capacidad vigentes, los retiros en el centro, los cuales se reanudaron en septiembre, estaban teniendo menos personas que antes de la pandemia.

Los equipos han ido a por lo menos 19 parroquias a través de la arquidiócesis, desde Santa Clara en Staten Island hasta Santa María-San Pedro en Kingston. Los misioneros laicos en los equipos de renovación a menudo trabajan con sacerdotes, diáconos y monjas en las parroquias.

Los retiros de parejas se presentan en español y los retiros para jóvenes suelen ser en español e inglés.

“El Centro Carismático era más conocido antes por los retiros de fin de semana. La pandemia hizo que se suspendiera toda esa actividad. Tal como en otros sitios, todo se cerró”, dijo el padre Eric Cruz, director regional de Caridades Católicas de la arquidiócesis para el Bronx, en una entrevista telefónica que dio a Catholic New York.

El padre Cruz apoya activamente las iniciativas del ministerio hispano en la arquidiócesis.

“Hay equipos que van a las parroquias, lo cual es un acercamiento”, dijo el padre. “Tal como dice el papa Francisco, salir a las periferias, a la gente, por todos los rincones y a las partes más remotas del país, difundiendo la Buena Nueva, es que se guía al pueblo en oración. Así que vamos a llegar a esos límites".

El padre Cruz explicó que los misioneros laicos ayudan al clero acompañando y guiando a los fieles en su camino espiritual. Así pues, la misión parroquial es parte de un mayor alcance y ayuda a través del centro, dijo el padre, "desde una misión de medio día hasta una que dure tres días".

Las misiones parroquiales de dos y tres días, él dijo, se llevan a cabo durante el día, sin pernoctaciones como se hacía en el centro antes de la pandemia, debido a las precauciones de seguridad necesarias. “Esto es evangelización; este es el Cuerpo de Cristo creciendo. Está establecido con los párrocos; los misioneros trabajan con ellos preguntando: ¿qué les gustaría que hiciéramos con su comunidad, un día, dos días o tres días?, señaló el padre Cruz.

El padre añadió que el programa misionero parroquial “es la humanidad de la Iglesia” en acción, “y es solidaridad. Es un hermoso ejemplo de evangelización haciendo y uniendo a la Iglesia como una sola a través de este ministerio particular de alcance y ayuda…”

El centro solía albergar la antigua escuela parroquial de San Antonio de Padua en el Bronx, donde el padre Joseph Espaillat es párroco. “Comenzamos en octubre haciendo las misiones parroquiales: evangelizar y llevar la Palabra de Dios a la gente”, dijo el padre Espaillat a CNY la semana pasada.

“Aquí en el centro todos los retiros son en español excepto los retiros para jóvenes. Los retiros de jóvenes son bilingües. Sin embargo, en los equipos de renovación (en misión parroquial), hablamos tanto en inglés como en español”.

Una de las misioneras laicas es María De La Cruz, de 44 años, casada y madre de dos hijos. “Actualmente con lo que está pasando (con angustia por la pandemia), es muy importante para nosotros salir y asegurarnos de que la gente sepa que Cristo está vivo, que tenemos esperanza. Él está con nosotros, para que el Reino crezca. Podemos contar con él. La Iglesia está abierta; la Iglesia está viva”.

La Sra. De La Cruz también señaló que la misión de los equipos de renovación es asegurar a los fieles que “seguiremos adelante. Tenemos la Buena Nueva. El Señor está con nosotros; no tengan miedo. Podemos ser levantados; nuestra esperanza está con Cristo”. Ella dijo que tanto ella como su esposo José De La Cruz, de 53 años, y sus dos hijos, de 18 y 12 años, han ido juntos a misiones parroquiales. Ella también dijo haber escuchado palabras de gratitud de muchos de los asistentes a la misión parroquial.

Los fieles participan en varios retiros, incluyendo uno llamado “Primer Paso”. Otros temas del retiro incluyen “Sanar y Progresar”, “Matrimonios”, y “Jóvenes de 13 a 17”. Y hay retiros para miembros del equipo de renovación, como “Servir como María”.

El Centro Carismático ha ofrecido retiros espirituales de fin de semana y formación en la fe desde 1978.

El centro, una entidad arquidiocesana, a menudo coordina esfuerzos de evangelización con otros ministerios y departamentos arquidiocesanos.

El Centro Carismático Católico Hispano está ubicado en el 826 E. de la calle 166 en el Bronx. Para mayores informes: (718) 378-1734.

Comments

No comments on this item Please log in to comment by clicking here