Líderes del Comité Altagracia Agradecidos por la Virgen

Posted

Ana Ozuna, presidenta del Comité Arquidiocesano Nuestra Señora de la Altagracia de Nueva York, expresó su más sincero agradecimiento a todos los que ayudaron a hacer posible la Misa Anual de la Altagracia este año en la Catedral de San Patricio. Nuestra Señora de la Altagracia es la patrona de la República Dominicana.

“Antes que todo, gracias, Dios por darnos a María, Nuestra Señora de la Altagracia. Sin ti, no somos nada”, dijo la Sra. Ozuna hacia el final de la misa del 17 de enero. Luego ella dio gracias a los celebrantes de la misa, a sus compañeros miembros del comité y a los fieles en las bancas de la iglesia, así como a la Arquidiócesis de Nueva York “por esta oportunidad que se nos ha brindado”.

Varios días antes, José Crisostomo, ex presidente del Comité de Altagracia dijo a Catholic New York: “Es un día en el que nos unimos como dominicanos, para honrar a Nuestra Señora de la Altagracia. Ella es nuestra protectora; ella nos protege con su amor, Madre de nuestro Salvador, que es Jesús. Es un día que nos ayuda a crecer en nuestra fe”. Tanto Crisostomo como la Sra. Ozuna señalaron la importante colaboración que el comité ha tenido durante muchos años con la Oficina Arquidiocesana del Ministerio Hispano.

Fue la 48a misa anual de Nuestra Señora de la Altagracia en la catedral. Las misas de Altagracia comenzaron en la arquidiócesis a mediados de la década de 1960 en las comunidades parroquiales de Manhattan y el Bronx. La presencia de dominicanos y otras comunidades hispanas en Nueva York ha crecido sustancialmente, con la arquidiócesis incluyendo otras liturgias marianas latinas anualmente en la catedral, como la Misa de Nuestra Señora de Guadalupe cada diciembre.

La misa de Altagracia de este año incluyó cuatro concelebrantes: monseñor Robert Ritchie, rector de la catedral; padre Brian McWeeney, director arquidiocesano de Asuntos Ecuménicos e Interreligiosos; padre Sixto Quezada, párroco de Cristo Rey en el Bronx; y el padre José Amable Tavera, vicario parroquial de San Juan Crisóstomo en el Bronx. El padre Quezada y el padre Amable nacieron en la República Dominicana.

También estuvo presente en la misa Eligio Jaquez, cónsul general de la República Dominicana en Nueva York. El padre Ambiorix Rodríguez, párroco de St. Elizabeth en el área de Washington Heights de Manhattan, es capellán del Comité de Altagracia. El padre Rodríguez no pudo estar presente en la misa porque estaba en la República Dominicana visitando a su padre quien está enfermo.

Comments

No comments on this item Please log in to comment by clicking here