Misa del Día Nacional Puertorriqueño se Centra en la Comunión con Cristo

Posted

El padre Peter Mushi, A.J., en su homilía durante la misa anual del Día Nacional Puertorriqueño en la Catedral de San Patricio, dijo a los fieles que siempre debemos buscar “vivir como Cristo quiere que lo hagamos (en paz y unidad). Empezamos en la familia, luego en la sociedad, luego en la Iglesia”.

El obispo auxiliar Edmund Whalen fue el celebrante principal de la misa, la cual se llevó a cabo en español.

“Bienvenidos hermanos y hermanas, en este hermoso día, este hermoso día”, dijo el padre Mushi, párroco de Santa Cecilia en East Harlem, en sus declaraciones durante la reunión litúrgica del 6 de junio, a la cual asistieron aproximadamente 600 personas.

“Gracias a todos por estar aquí con nosotros para celebrar el Día Nacional Puertorriqueño. Le entregaremos todo al Señor”. Luego el padre exclamó: "¡Que viva Nuestra Madre de la Providencia!" (Patrona de Puerto Rico). Esto fue recibido con un fuerte aplauso de la congregación.

“Hoy celebramos la fiesta del Corpus Christi, el Cuerpo y la Sangre de Cristo”, dijo el padre Mushi. “Esto es muy importante en nuestra fe... Se trata de compartir y recibir; se trata de dar gracias al Señor por dar su vida por cada uno de nosotros”. El padre también habló de las buenas obras de la Iglesia que observó hace décadas en su tierra natal de Uganda: esfuerzos de misión y evangelización.

El padre Mushi también habló sobre él y otros de su orden, apóstoles de Jesús, que vinieron a Nueva York y sirvieron en parroquias en el Bronx y Manhattan, incluyendo a Santa Cecilia. El sacerdote, haciendo hincapié en la paz y la unidad, habló sobre el significado especial de la Eucaristía, desde la Última Cena hasta ahora.

“Jesús dijo: 'Este es mi cuerpo, esta es mi sangre'. Es un sacramento muy importante en la vida de todos los católicos del mundo. Él vive misteriosamente en la hostia y en el vino... Cuando comemos el pan y bebemos del cáliz, entramos en comunión con Él... Él está con nosotros. Debemos vivir con alegría como hijos e hijas de Dios, como hijos e hijas de María”.

El sacerdote, citando la lectura del Evangelio de San Marcos, destacó las palabras de Cristo, cuando dijo a los apóstoles durante la Última Cena: "Esta es mi sangre del pacto, la cual será derramada por muchos".

En palabras de apertura, el obispo Whalen dijo: “Bienvenidos todos a esta celebración especial de la misa, bajo la protección de Nuestra Señora de la Divina Providencia, como una familia de la fe. Gracias por su presencia y su participación”.

Taina Rexach, de 35 años, feligresa de la parroquia de San Pablo y el Santo Rosario en East Harlem, estuvo entre los asistentes a la misa.

"Siempre es importante para los puertorriqueños aquí en Nueva York, y para aquellos que están de visita de la isla, reunirse para esta misa especial", dijo Rexach a Catholic New York después de la misa.

“Y la paz y la unidad son siempre importantes para todas las comunidades; para los puertorriqueños, para los católicos, para todo el mundo”.

Rexach estaba con su novio, Richard Birmingham, de 34 años, feligrés de Santa Isabel en Queens, quien dijo: “Es la primera vez que estoy aquí para esta misa. Es bueno ver que la iglesia católica nos da este lugar para celebrar nuestra herencia... El mensaje de paz y unidad fue grandioso, especialmente durante estos tiempos difíciles”. Tanto Rexach como Birmingham son nacidos en Nueva York de ascendencia puertorriqueña.

Los concelebrantes de la misa fueron monseñor Robert Ritchie, rector de la catedral; el padre Lorenzo Ato, director de comunicaciones del Ministerio Hispano arquidiocesano; el padre Brian McWeeney, director de asuntos ecuménicos e interreligiosos de la arquidiócesis; y el padre Carlos Mullins, sacerdote jubilado de la arquidiócesis.

El padre Ato pronunció unas palabras de clausura en nombre del padre Eric Cruz, capellán arquidiocesano de la comunidad puertorriqueña. En el mensaje, el padre Cruz, que no pudo asistir, agradeció especialmente a Dios y a Jesús “en este domingo de Corpus Christi”.

El padre también agradeció al cardenal Dolan, al obispo Whalen y a los sacerdotes concelebrantes, y al coro y al Comité del Desfile del Día Nacional Puertorriqueño.

Los himnos fueron interpretados por los músicos Jorge Camacho, Manuel Hernández y Héctor Mercado, y la vocalista Samalie Alicea, quien cantó el Ave María.

La celebración del Día Nacional Puertorriqueño 2021, en su 64ª edición anual, contó con una transmisión el 13 de junio en el Canal 7 de ABC. Tal como el año pasado, la transmisión reemplazó la tradicional procesión por la Quinta Avenida debido al Covid-19.

Comments

No comments on this item Please log in to comment by clicking here